Éste es un post sobre ¡VIVIR! (2ª parte)

Éste es un post algo que mezcla una parte de psicología con la metafilosofia desde una visión personal. Espero que os guste 😉

¿Para qué nacemos si luego morimos? ¿cuál es nuestro objetivo en la vida? ¿qué hacemos aquí?

Estos planteamientos me vinieron a principios de año, quizá motivados por un impass temporal de transición (tras haber finalizado mi etapa en el Consell d’Estudiants y la carrera) tras un periodo de intensa actividad. Una etapa que propició un impulso de reflexión.

¿para qué nacemos si luego morimos? ¿qué sentido tiene la vida?

Sin generarme un malestar significativo, sí que me hacía reflexionar al respecto. Pensaba “he sido feliz estos años de mi vida, me veo mejor persona y consiguiendo cosas; pero ¿de qué sirve todo eso si luego mueres?” No estaba angustiado por la respuesta sino más bien intrigado por encontrar el sentido a una pregunta que no me había hecho realmente. Por otra parte, dado que me considero ateo, necesitaba encontrar una respuesta que se alejara de dogmas y explicaciones intangibles (Dios, destino…)

En unas semanas esa etapa de reflexión iba pasando a una de lucidez, a encontrar la respuesta y por tanto al sentido de la vida, de mi vida.
Por una parte pensé que viviera lo que viviera de tiempo (tomando incluso la utopia de ser inmortal) lo realmente significativo es la calidad de lo que hiciéramos en él. Que una persona que haya vivido 50 años puede haber tenido una vida más feliz que una de 80, que lo que importa es cómo aprovechemos el tiempo que se nos ha dado, que somos afortunados por tener la posibilidad de vivir, de mejorar, aprender…

No obstante había que completar esa reflexión. “Calidad de vida” es importante, pero ¿qué hay del resto de personas? ¿entran dentro de lo que entendería como Calidad de vida? Sin duda (y éste fue uno de los ejes de mi reflexión) somos seres sociales, en contacto continuo con otras personas; éstas nos influyen y nosotros les influimos. Nuestra autoestima, nuestros éxitos y, en definitiva, nuestra felicidad está marcada en parte por nuestro entorno y nuestra interacción con él. Somos lo que somos también gracias a ellos.

Ahí es donde encontré la clave: vivimos también en los recuerdos de la gente; nuestras acciones y nuestros pensamientos quedan en parte recordados en la memoria de otras personas. Voy a poner, para ello, 2 ejemplos cuantitativamente diferentes:

  • Freddie Mercury nos dejó un importante legado a millones de personas (seguidoras y no) mediante su música, sus opiniones, su forma de ser, etc.
The show must go on...
The show must go on…
  • Un anciano anónimo que vivió toda su vida en un pequeño pueblo; no fue famoso, no había tenido trato con más de 500 personas; tuvo varios amigos, se casó, tuvo hijos, un campo que dio trabajo a varios empleados, enemigos con los que tuvo serios conflictos, etc.
“Lo importante no escuanta gente haya recibido tu legado sino la calidad de éste”

Evidentemente hay una diferencia clara entre ambas personas: la popularidad; mientras uno ha influido en un mayor número de personas, el otro lo ha hecho en un número más reducido. No obstante hay algo semejante entre ellos: LEGADO. Ambos han influido en la vida de las personas (para bien o para mal); su esencia sigue directa o indirectamente, con más o menos intensidad más allá de su periodo en vida. Evidentemente a más popularidad más conocida será la persona, pero popularidad (cantidad) no es lo más importante sino el tipo de legado (calidad) que dejamos.

Como decía, ahí encontré otro concepto clave. Nuestro entorno actual es fruto de millones de legados de otras personas que (beneficiosa o perjudicialmente) nos influye. Hay legados que subjetivamente consideramos positivos, otros negativos y otros irrelevantes/desconocidos.

"Somos fruto de millones de legados"

Como ejemplos de legado negativo encontramos el holocausto, guerras y otras acciones cometidas.

Como ejemplo de legado positivo tenemos trabajar por la conservación del Medio Ambiente; ninguno de los que estamos ahora vamos a poder ver cómo va a ser la tierra de aquí 150 años. No obstante nuestro objetivo es conservarlo.

Algo más trivial es que si hemos estudiado la carrera con una serie de asignaturas concretas es porque ha habido un grupo de personas que años atrás han trabajado en crear ese plan de estudios.

Y es que nosotros no viviremos más de X años pero nuestro legado puede perdurar por mucho más tiempo.

Evidentemente cada uno tiene su sentido de la vida, aunque muchos ni se lo plantean y pueden ser incluso más felices que otros que sí lo han hecho.

La alegría atrae alegría
“La alegría atrae alegría”

Así pues, a la conclusión a la que llegué es que si lo importante es la Calidad de Vida y el Legado que dejemos a los demás, el objetivo es tener salud (física, mental y social) y que ésta promueva un legado también sano.

Procuremos dejar un buen legado.


¡Sed felices!

¿Bolonia dígame?

Tengo el orgullo de presentaros una interesante acción de información sobre el Espacio Europeo de Educación Superior (conocido popularmente como Proceso de Bolonia).

Como he comentado en otras ocasiones, generalmente ha habido en la aplicación del Espacio Europeo información muy técnica, información que variaba y desinformación por parte de sectores interesados. Todo ello en conjunto ha producido una confusión generalizada y lógica entre la comundidad universitaria, especialmente entre el alumnado.

Por ello la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales, en colaboración con el Consell de l’Estudiantat (complementando las acciones que la propia Universitat Jaume I realiza) hemos puesto en marcha una campaña que consiste no en folletos con información sino en dar la palabra al estudiantado para que sean ellos quienes formulen todas las cuestiones que tengan sobre “Bolonia”: nuevos títulos, becas, convalidaciones, etc.

¿Cómo? mediante 3 vías:

  • cabinas telefónicas en las que dejar un mensaje en el contestador
  • postales
  • formulario web

Todas las preguntas son contestadas objetivamente por un grupo de expertos en los temas (técnicos de armonización de la UJI, vicedecanos de titulación y presidentes de las comisiones de elaboración de los nuevos grados). El objetivo es dar la información objetiva para que cada uno tenga su visión lo más imparcial posible.

Tengo que decir que con Bolonya Diga’m no se pretende “vender la moto” a nadie sobre el EEES, para bien ni para mal sino que se busca aclarar dudas para que, en base a información imparcial ,tenga cada persona una opinión con fundamento.

Afortunadamente en 2 días se han recogido más de 40 preguntas, las cuales se cuelgan en la web bolonya.uji.es

Innauguración de la campaña (martes 21-04-09)

Innauguración de la campaña (martes 21-04-09)

Algunos de los responsables de la campaña ^_^ (Álex, servidor y Begoña)

Algunos de los responsables de la campaña ^_^ (Álex, servidor y Begoña)

¡Muchas gracias a todo el estudiantado por la participación! 😉

¿Llegaremos algún día a esto?

Ante todo he de decir que París no ha defraudado en absoluto y ya realizaré un post con fotos al respecto.

Pero leyendo ELPAIS.com he visto una noticia que me ha llamado bastante la atención:

“Ryanair lanza un concurso para saber qué nuevos servicios podría cobrar”

Y ya ha habido alguna idea impactante:

20090320elpyop_1

La pregunta es ¿llegaremos algún día a esto?

Yo he viajado con Ryanair a Paris y, de momento, no me lo han cobrado.

¡Sed felices!

Yo Bolonio, Tú Bolonias… (II PARTE)

dsc01649-copia

Redacto este post para compartir con vosotros la publicación de mi artículo de opinión en el diario EL PAIS sobre el EEES (o Proceso de Bolonia) En él analizo, no tanto el Proceso en sí, sino la participación estudiantil en el mismo.

Es evidente que los estudiantes somos un sector muy importante dentro de la Universidad y no solo por el número sino por la calidad de nuestras aportaciones. Considero que nosotros aportamos la visión más pragmática de la política universitaria. Nuestro cometido es, sin duda velar por una educación de calidad, con apoyo económico importante, que realmente las titulaciones sirvan para formarnos y no para que algunos docentes aumenten su cuota de poder departamental, etc.

Y es evidente que el EEES no es la panacea a TODOS los fallos actuales, que están habiendo erroresde aplicación, que hace falta más dinero, pero también es evidente que no conlleva per se una privatización de la universidad, ni elitización de la educación ya que esas cuestiones dependen de la política estatal, no del Plan Bolonia.

Acto seguido os dejo con el enlace y un extracto del artículo.

La sociedad entera venimos siendo testigos de numerosas manifestaciones contra el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), popularmente conocido como Proceso de Bolonia. Privatización, mercantilización o desaparición de las becas son algunos de los miedos contra los que se lucha desde los sectores anti-Bolonia. Sin embargo, estas últimas movilizaciones han puesto de manifiesto, además de las reivindicaciones, la necesidad de mejorar la participación estudiantil en España, un hecho necesario para al mismo tiempo mejorar la Universidad.

http://www.elpais.com/articulo/Comunidad/Valenciana/Bolonia/participacion/elpepuespval/20090313elpval_20/Tes

Por supuesto, cualquier comentario, crítica o sugerencia que queráis hacer será bienvenida.

¡Sed felices!

Viviendo en Castillos de Arena

Aprovecho esta entrada para compartir un reportaje muy interesante publicado hoy por ELPAIS.COM sobre la vivienda, sobre la sobrevivienda y, cómo no, sobre la crisis.

portada_elpais

Ya hacía unos años que todos veíamos cómo el negocio de la vivienda estaba adquiriendo unas dimensiones más que considerables, que se invertían enormes cantidades de recursos económicos y humanos y que muchos edificios, chalets, complejos urbanísticos y similares comenzaban a aparecer por toda la geografía española (corrupción urbanística a parte)

Sin duda no habría por qué estar en contra de un progreso, de un sector que generaba miles y miles de puestos de trabajo dando de comer a muchas familias. El problema, que muchas personas y organismos venían alertando del riesgo de la llamada BURBUJA INMOBILIARIA.

Y ahora, junto al anunciado desplome del sector inmobiliario está la crisis económica global lo cual hace el tema más grave, si cabe.

789199

"Todo exceso tiene un precio. Sobre quién salga más perjudicado, eso ya es una incógnita"

Sinceramente aquí ha faltado, entre otras cosas, ser consecuente; es decir, saber lo que se iba hacer, saber qué se estaba haciendo y por último saber lo que se ha hecho. A fin de cuentas el raciocinio permitía saber que esto no iba a durar eternamente, que el dinero fácil se llama así por algo y que posteriormente (momentos como ahora) iban a producirse unas terribles consecuencias socio-económicas.

¿Qué cabía esperar si no?

¿Qué cabía esperar si no?

Por último añado el enlace al reportaje de ELPAIS.COM llamado “¿Quién es responsable de la burbuja inmobiliaria?” y un extracto:

Resulta además que el milagro económico español era un espejismo, porque nos hemos dedicado a construir casas que no habríamos querido construir de haber sabido lo poco que iban a valer en el futuro. Una casa sólo vale para vivir en ella, y si nadie quiere hacerlo, entonces no vale nada. Hemos comprado pisos que están cerrados o a los que vamos unos cuantos días al año, no porque tuviéramos grandes deseos de consumir viviendas, sino porque pensábamos que eran una reserva de valor para el futuro.

¡Sed felices!

A %d blogueros les gusta esto: